¿Cómo debería repartir los sobres promocionales?